martes, 17 de marzo de 2015

Potaje de Cuaresma de mi casa

Tiempo de Cuaresma, y llegan las recetas de toda la vida a nuestras cocinas. Este plato lo hacia mi madre por estas fechas y yo sigo con la costumbre de prepararlo para mi familia.
Costumbres culinarias del cristianismo, pescados, legumbre, verduras, huevos y dulces son los ingredientes principales de la mayoría de platos por estas fechas, evitando las carnes y embutidos.
De todos los rincones de nuestra geografía se llenan de exquisitas preparaciones y especialmente los dulces y postres, que son toda una tentación, respondiendo al carácter y tradición de cada zona.





Ingredientes para 4 pax:
350 g de garbanzos secos.
500 g de espinacas.
2 tomates maduros.
3 huevos duros.
1 cabeza de ajos más 2 dientes.
1 cebolla.
1 zanahoria
300 g de bacalao en salazón o desalado.
1 cucharadita de pimentón.
1/2 cucharadita de comino molido.
2 hoja de laurel
Aceite de oliva, sal






Preparación:
Desalar el bacalao si se ha comprado en salazón.
Poner a cocer los garbanzos con un litro de agua caliente, la cebolla, la zanahoria pelada y cortada a trozos grandes, las hojas de laurel, la cabeza de ajo entera y con la piel externa pelada. Procurando que no queden secos agregando agua caliente. Añadir la sal en el ultimo momento.
En una sartén grande sofreír la cebolla picada, y cuando esté trasparente, añadir los dos dientes de ajos picados.
Escaldar, quitar las semillas y picar los tomates, añadir a la sartén y sofreír 15 minutos.
Lavar y picar las espinacas,añadir a la sartén en varias tandas si no caben en una. Saltear y reservar.
Cocer los huevos, pelar y cortar.
Si los garbanzos están ya tiernos, quitar las verduras y colar, guardando el caldo.
En una cazuela colocar los garbanzos, añadir el sofrito con espinacas de la sartén, cubrir con el caldo de cocer los garbanzos añadir el pimentón, el comino y remover bien .
Agregar el bacalao a trozos y mezclar con cuidado que no se deshaga, añadir los huevos duros a trozos.  Probar y rectificar de sal si hace falta.














Observaciones:
Poner los garbanzos en remojo la noche anterior con una pizca de bicarbonato, deben estar en remojo un mínimo de 10 o 12 horas y cubiertos con abundante agua.
Para desalar el bacalao, poner el bacalao en remojo en un bol cubierto con agua, durante 48 horas, o algo más, depende del grosor, cambiando el agua cada 8 o 10 horas.
Se puede utilizar garbanzos ya cocidos o en tarro.
Si no tienes espinacas frescas puedes utilizar espinacas congeladas.

Espero que os guste este plato tradicional de mi casa.

2 comentarios:

Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.