domingo, 18 de noviembre de 2012

Albóndigas mar y montaña


El plato que os propongo hoy es una receta típica de nuestra cocina catalana, en la que destaca la fusión de sabores y contrastes y como podéis ver a juzgar por las fotos,  es un plato consistente y muy rico en sabores.

También este plato es conocido como "albóndigas con sepia", pero yo he preparado mi versión que es la que habitualmente hago, que es con sepia, calamar y sin guisantes, a veces si dispongo de alguna clase de setas se las añado, y queda perfecto.









Para 4 personas:

5 sepias pequeñas.
6 o 7 calamares medianos.
1 vasito de vino blanco.
1 vaso de caldo de pescado.
Aceite de oliva.

Para preparar las albóndigas:

600 gr. de carne picada. ( Puede ser mixta)
1 huevo.
2 dientes de ajo.
Pan rallado.
Harina.
Perejil picado.
Sal y pimienta.

Para la picada.
1 rebanada de pan tostado.
Unas cuantas almendras y avellanas.
Una pizca de perejil picado.

Sofrito de tomate casero:
Un lata de 500 gr. de tomate triturado.
Cebolla sofrita .
1 diente de ajo picado.
Una pizca de albahaca.
1 cucharadita de azúcar.
Sal y aceite de oliva.



Preparamos las albóndigas que es lo más entretenido, y lo primero es preparar la masa : Cogemos un bol y en el mezclamos la carne, los dientes de ajo y el perejil muy picaditos, un huevo batido, una pizca de pan rallado o bien una rebanada de pan mojada en leche según lo que necesitemos para ligar la carne y el huevo, y salpimentamos. Mezclamos todo bien hasta que no se nos pegue en las mano.

Tapamos con film y lo dejamos reposar,  lo preparo por la mañana y lo tengo perfecto para hacer las albóndigas horas después y así preparar el plato para  la comida. 

Mientras podemos ir adelantando el sofrito de tomate,en una cazuela de hierro pochamos la cebolla más o menos 20 a 30 minutos y una vez casi echa añadimos el ajo picadito y el tomate , y mientras sofreímos le añadimos una cucharadita de azúcar para quitar el acidez del tomate, unas hojas de  albahaca picada, y sal. .







Añadimos las sepias y los calamares previamente limpios y a trozos a la cazuela, el vasito de vino y el vaso de caldo, y lo dejamos cocer a fuego lento unos minutos.
Esto nos da tiempo para ir preparando las albóndigas, que vamos dándoles la forma de bolas y las pasamos por harina.





Preparamos una sartén con aceite y las freímos no excesivamente,  las retiramos a un plato con papel de cocina para que absorban el aceite, y una vez todas fritas las añadimos a la cazuela y las dejamos cocer  con la sepia y el calamar unos 20 a 30  minutos aprox.
Disponía de unas fotos de la cazuela





Ponemos en la picadora las almendras, las avellanas, el perejil y el pan tostado o bien lo podemos majar en el mortero, pero lo primera opción es la más rápida.
La mezcla, la añadimos 10 minutos antes de retirar la cazuela del fuego, rectificamos de sal si es necesario y le damos unas vueltas hasta el tiempo restante.

Como he puesto antes, a este plato se le puede añadir guisantes o setas, eso va a gustos o a lo que dispongamos en ese momento. Si podéis y vuestra cocina os lo permite se puede hacer con cazuela de barro (yo tengo vitro así que no ha sido posible).

Espero que este plato muy adecuado a estos días de Otoño sea de vuestro gusto y disculpad la calidad de las fotografías Peppy Miller últimamente lleva mucho swing en su body ;).

Bon profit cuinetes!

¡Buen provecho cocinillas!


24 comentarios:

  1. Curiosa combinación, y a mí que me gusta probarlo todo, este me lo guardo en pendientes, porque me gustan todos los ingredientes y menuda pinta tiene el plato.
    Tenía que estar para coger pan y no parar, ay mi niña, qué pinta más estupenda.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Cómo me ha gustado! Es muy diferente a las que hago que o bien son de carne o de pescado pero combinar los dos sabores me resulta muy curioso, original y sobre todo riquísimo Te quedaron fantásticas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un plato curioso que nunca he probado.Tiene muy buena pinta así que me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  4. Lo he comido una vez y ha permanecido en mi memoria. Me encantó, así que aprovecharé tu receta para hacerlo yo mismo

    ResponderEliminar
  5. Unas albóndigas geniales, en mi casa hay casi tiros por terminarlas y rifarse a ver quién como más……. me encantan

    ResponderEliminar
  6. Un plat que a casa ens encanta, per cert ahir en vaig fer i amb bolets, la passaré properament.
    Petons

    ResponderEliminar
  7. Aún llego a tiempo de comer en tu casa, ves poniendo otro cubierto que me gusta mucho este plato de hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado!!! al principio al leer el título me imaginé algo como una mezcla de carnes pero en la propia albóndigas. Me ha sorprendido mucho, y muy gratamente. Me llevo la receta a mi libreta de pendientes.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  9. Nunca te acostarás sin saber una cosa más que decía mi abuela, jamás se me hubiera ocurrido mezclar las albóndigas de carne con la sepia o el calamar.
    Un lujazo

    ResponderEliminar
  10. Buenos días Red-Rose. Que buen plato que nos has preparado, tiene que estar de miedo esas albóndigas con los calamares. Me gusta mas el nombre que le has dado tu (albóndigas mar y montaña) que albóndigas con sepia. Te han quedado de lujo con esa salsita que tienen, yo estaría mojando pan hasta dejar el plato bien limpio.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  11. Una combinación de lo más acertada, me gusta!!!bsts

    ResponderEliminar
  12. Estas combinaciones me tengo que lanzar a prepararlas, lo de las setas me lo apunto que me encanta.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Me encantan estos contrastes de sabores y texturas, qué rico!!. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  14. un mar y montaña genial,esta combinacion queda divina siempre¡¡
    beso

    ResponderEliminar
  15. juer, ke pinta....ya sabia que hacia mal entrando en el blog antes de comer...

    ResponderEliminar
  16. Ay! que me habia perdido yo ésta receta! con lo ríca que tiene que estar!nunca habria imaginado ésta mezcla... pero como soy de probar cosas nuevas, la pongo en pendientes!
    Ah! y las fotos no están mal.
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa tu

    A casa ens agrada molt, i sense pesols, je,je, com tu

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  18. Me agrada la idea, las próximas las prepara así.

    ResponderEliminar
  19. Hola, me pasé por aquí y no sabía que esa receta era típica de cataluña. Espero hacerla y que me salga tan buena como en la foto. Tiene una pinta... Un saludo y cuando queráis volver a pasaros por mi blog de gastronomía El Fogón de la Perla Gris. He visto que os gustó el pollo al curry con manzanas y peras. Bss.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué albóndigas más originales! No conocía esta receta que nos cuentas es tradicional de la cocina catalana. Y mira, la mar de contenta que me quedo. Hoy me acostaré sabiendo una cosa más, jaja.

    Bss

    ResponderEliminar
  21. Hola Redrose. Me parece una combinación atrevida que te ha quedado genial. Sin duda debe estar riquísima. Yo me atrevo con casi todo, así que me tomo nota.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Hola!!!!!!! Me alegra mucho que te haya gustado mi receta del bloguico.
    Yo me quedo por tu cocina a ver la cantidad de recetas que tienes.

    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.