martes, 27 de febrero de 2018

Caracoles a la catalana

He encontrado en el Súper unos caracoles congelados, que me ahorraran el tiempo de purga y limpiar. Además tienen una pinta estupenda, bien acompañados con lo que les pongo y la salsa, será un aperitivo la mar de rico. Aquí en Catalunya, hay diversas maneras de cocinar y degustar los caracoles, ya que están muy presentes en la Gastronomía catalana, "Caracoles a la llauna"  con allioli,  con salsa romesco, en arroz, incluso mezclados con otros ingredientes como el típico" Conejo con caracoles", con cigalas, bacalao, sepia, butifarra, costilla, samfaina...





Ingredientes para 4 pax:
2 Kg de caracoles congelados.
3 cebollas.
6 dientes de ajo.
1 Kg de tomates maduros.
1 pimiento verde.
1 limón.
1/2 litro de vino blanco seco.
1 cucharada de pimentón dulce.
3 hojas de laurel.
1 ramita de tomillo.
1 rama de perejil.
250 g de jamón serrano en taquitos.
150 g de panceta o ahumada en taquitos.
1 guindilla.
200 ml de agua.
Aceite de oliva.
Sal.
Pimienta molida.

Elaboración:
(Los caracoles que utilizo son congelados, para ahorrar los días que hay que purgarlos con harina).
Se lavan bien los caracoles, añadiendo un poco de sal. Cambiar varias veces el agua. 
Poner a cocer en una olla con agua, 2 hojas de laurel,1 cebolla, la rama de perejil y un poco de sal. Dejar cocer 30 minutos, hasta que estén tiernos.  Escurrir y reservar los caracoles en una cazuela.



Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén, y freír la panceta y el jamón serrano. Sacar y añadir a la cazuela de los caracoles. En el aceite de la sartén, pochar las cebollas picadas muy finas, seguidamente los dientes de ajos picados y el pimiento verde cortado a dados, cuando coja color, añadir los tomates picados, la hoja de laurel que queda y la ramita de tomillo, dejar sofreír. Cuando se tenga el sofrito, incorporar el sofrito a la cazuela de los caracoles, añadir la cucharada de pimentón, salpimentar, remover y agregar el vino blanco seco, el limón lavado con piel y cortado en cuartos y un vaso de agua (200ml) dejar cocer tapado media hora a fuego suave.
Antes de servir, quitar la hoja de laurel, los trozos de limones y la ramita de tomillo.
Están más buenos de un día para otro.

Observaciones:
Si se quiere una salsa más espesa, hacer un majado en el mortero con 3 dientes de ajo, 6 almendras tostadas, 4 avellanas tostadas, 1 rebanada de pan tostado, todo picado. Y se incorporar cuando se añade el agua.
O simplemente disolver una cucharada de harina, y añadir.



Un aperitivo o segundo plato estupendo, bien acompañado con un vino tinto, es perfecto para degustarlos.


5 comentarios:

  1. Pues no sabía que era a la catalana pero mi madre los prepara con una salsa similar y claro...no paramos de mojar pan...me encanta. Bs

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Seguro que están muy ricos, aunque yo no soy mucho de caracoles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ainssss, qué ricos, pero si me gustan los caracoles, más esa salsa que les has hecho. Para no dejar de mojar pan. Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Qué suerte tener estas cosas congeladas a nuestro alcance, nos quitan un montón de trabajo para hacer otras cosas. El guiso se ve de lujo!
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.