domingo, 12 de marzo de 2017

Buñuelos de Cuaresma

Los buñuelos (bunyols) son unos dulces muy típicos, que tenemos en nuestra gastronomía. Aquí en Catalunya, ya los llevo viendo desde hace varias semanas en pastelerías y panaderías, son muy tradicionales para la Cuaresma y celebraciones. También pueden ser rellenos de chocolate, nata o de crema.
Son recetas muy antiguas, se tiene constancia que los griegos y los romanos ya comían buñuelos en sus celebraciones.
Y existen libros de cocina medieval, que ya explican recetas de buñuelos.
Esta receta es del Chef Narcís Rabasseda del Restaurante Rabasseda para el programa Cuines de TV3





Ingredientes para 50 unidades:
125 ml de leche.
125 ml de agua mineral.
110 g de mantequilla.
150 g de harina.
3 huevos.
Aceite de oliva, para freír.
1 pizca de sal.
1 pizca de azúcar.
Azúcar para espolvorear.




Elaboración:
Poner en un cazo al fuego la leche, el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar.
Cuando rompa a hervir, y la mantequilla esté deshecha,bajar el fuego y añadir la harina toda de una vez, remover bien durante 2 o 3 minutos, hasta que quede una textura un poco aceitosa y nada líquida. A continuación, agregar un huevo y remover, seguir con fuego bajo, secar del fuego el cazo y añadir los otros dos huevos de uno en uno, sin dejar de remover, hasta que quede una pasta homogénea.






Seguidamente, poner la masa en una manga pastelera.
Poner la sartén con abundante aceite, a temperatura baja, probar con una pizca de masa si ya está el aceite perfecto para freír. Una vez caliente, de la manga pastelera añadir pequeñas porciones y freírlas. No añadir muchos a la vez, que se inflan y doblan su volumen. Y es mejor hacer en varias tandas.
Preparar una bandeja con azúcar para rebozarlos.
Una vez dorados los buñuelos, sacar y depositarlos en un plato sobre papel absorbente. 
Y seguidamente calientes, rebozar los buñuelos con el azúcar.
Ya se pueden servir seguidamente.

Observaciones: 
Se puede poner todo agua o todo leche.



Ya tenemos unos ricos buñuelos de cuaresma para merendar, acompañar el café o simplemente de postre.
Bon profit.
Buen provecho.

8 comentarios:

  1. Dulce típico y delicioso...como bien dices perfecto para acompañar al café. Un saludo

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Rosa, no te puedes imaginar el tiempo que llevo sin hacer buñuelos, tuve una temporada que los hacía muy a menudo pero, luego, los dejé arrinconados y eso que me encantan, yo solía rellenarlos de nata o crema pastelera, pero, tal cuál, sin relleno, están también buenísimos, me gustan mucho
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Me los comia yo ahora mismo, me encantan¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta tienen esos buñuelos!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Se ven deliciosos, nos motivas para que nos pongamos manos a la obra para hacerlos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rosa, vaya, vaya buñuelos, se ven maravillosos. Lo del agua mineral es algo que también suelo hacer, quedan más finos y agradables. Después de Navidad, tenemos otro azote calórico con la repostería de cuaresma: buñuelos, torrijas, roscos de semana santa, en fin, cómo nos sacrificamos, jaja.
    Feliz semana, bstes.

    ResponderEliminar
  7. Se ven riquísimos, me comería media docena!!
    Un besito

    ResponderEliminar

Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.