jueves, 28 de abril de 2016

Mermelada de fresa

La primavera es ideal para preparar mermeladas de diversas frutas, también es una manera de conservar la fruta fuera de temporada.
Una de mis frutas preferidas son las fresas o fresones, ya que las puedo preparar de diversas maneras, con nata, con vino moscatel, con zumo de naranja, en batidos, en gelatina o frescas.
En este caso os sugiero una deliciosa mermelada, que es ideal para desayunar con unas tostadas o bien merendar, cubrir un bizcocho, añadir a un yogur...en fin, a vuestro gusto.


Ingredientes:
1 Kg de fresas o fresones.
600 gr de azúcar.
Zumo de 1 limón.



Elaboración:
Lavar las fresas con abundante agua, quitar el pedúnculo y trocear. 
Poner en un bol la fruta mezclada con el azúcar y el zumo del limón.
Dejar macerar un par de horas, removiendo un par de veces.
Pasado este tiempo, poner la fruta en una cazuela a hervir, cuando rompa a hervir, bajar a fuego medio durante 45 minutos, espumando de vez en cuando.
Si ves que queda líquida, dejar un poco más al fuego, hasta que sea de tu gusto.
Cuando la mermelada esté hecha, retirar del fuego y si se quiere una mermelada fina pasar por la batidora.











Para envasar:
Esterilizar los frascos y sus tapas, lavarlos bien, en una cazuela grande, poner un trapo doblado en la base, tratando que los frascos no se toquen y las tapaderas, cubir de agua por encima de ellos y hervir durante 25 minutos.
Extraer con cuidado con unas pinzas y colocar boca abajo sobre papel de cocina o un paño limpio, dejar secar.
Es una manera para que se conserve la mermelada en óptimas condiciones.












Rellenar los frascos hasta arriba de mermelada, tapar bien y dar la vuelta, para que quede boca abajo. 
Así creamos el vacío al frasco, haciendo que el oxigeno que quede desaparece. (Yo los dejo de un día para otro). Y ya están fríos.
Pasado este proceso, ya se pueden etiquetar con su correspondiente fecha de envasado, y guardar en un sitio fresco y oscuro. 
Si son pocos frascos se pueden guardar en la nevera.
Esperar dos días antes de su consumo.

Consejo:
Es importante que a la hora de abrir los frascos, al girar la tapa haga el ruido característico de vació. Observar si hay moho, un color o olor extraño, desechar.




Si no habéis preparado nunca mermeladas, siempre se empiezan por una como esta de fresa, que es la mar de sencilla. Son mucho más ricas que las industriales, que contienen mucho azúcar y conservantes.

7 comentarios:

  1. En mi casa no entran mermeladas compradas. Como lo hecho en casa nada¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Las mermeladas caseras me encantan, son tan ricas!! además muchos más sanas y de sabor incomparable. Te ha quedado de lujo total!!un beso

    ResponderEliminar
  3. Que ricas las fresas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Nada como las mermeladas caseras y esta esta de vicio!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ó doce caseiro é uma delicia, gosto de fazer pois deito sempre menos açúcar.
    De morango são as minhas preferidas essa ficou perfeita.
    BOm fim de semana

    ResponderEliminar
  6. Que buena la mermelada casera, de fresas me encanta.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  7. Hola Rosa
    Me encantan las fresas, pero, nunca he hecho mermelada, realmente, no he hecho ningún tipo de mermelada, tampoco es que seamos mucho de mermeladas en casa pero, también es cierto que, las caseras, tienen que estar mucho más buenas que las compradas y sabes muy bien lo que estás comiendo, me parece una opción buenísima para comer fresas y ¡¡que bonitos quedan los tarros!!
    Saludines

    ResponderEliminar

Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.