viernes, 13 de julio de 2018

Risotto con calabacín y champiñones al azafrán

Me gustan los arroces de todas las maneras y con lo que sea, pero desde que el bendito Vincenzo, un gran Chef italiano, que en gloria esté, me enseñara a preparar los risottos, en casa se hacen a menudo. Es que me gusta esa combinación que tiene la mayoría de los risottos con el queso, y la cremosidad que le da. 



Ingredientes para 4 pax:
350 g arroz arborio o bomba
2 calabacines
1/2 cebolla
300 g champiñones
100 g de queso parmesano rallado
150 ml de vino blanco
1,5 de caldo de verduras
2 dientes de ajo
Unas hebras de azafrán
Una pizca de perejil
Aceite de oliva
Sal


Elaboración:
Pelar y picar muy fina la cebolla, rehogar en una cazuela plana con un poco de aceite.
Lavar, cortar en medias rodajas el calabacín, y añadir a la cazuela y pochar unos 5 minutos con un poco más de aceite, sazonar. Sacar y resevar.
Limpiar los champiñones con papel de cocina y sin mojarlos, cortar en láminas. Pelar y picar los dientes de ajos. Picar fino el perejil. Saltear los champiñones con los ajos y perejil, sazonar ligeramente.



Añadir en la cazuela el calabacín y los champiñones, mezclar y agregar el arroz , rehogar 5 minutos y remover.
Verter el vino, remover y dejar que se evapore, añadir una tercera parte del caldo de verduras, conforme sea absorbido agregar el caldo caliente en un par de veces.











Poner el azafrán en un vasito con caldo caliente, para que se disuelva y incorporar al arroz. Seguidamente añadir el queso parmesano y mezclar removiendo, dejar cocinar unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que quede cremoso.











Si se quiere, se puede espolvorear más queso parmesano por encima, a la hora de presentar el plato. Servir seguidamente. 



Este delicioso, sano y sencillo risotto, me hace recordar aquellos días en la cocina de un restaurante italiano, con todo un señor Chef, que no olvidaré.

lunes, 9 de julio de 2018

Fettuccine a la Mediterránea

Un buen plato de pasta y verduras, cuyo secreto es saltear las verduras, para que suelten todo su sabor a la pasta.
Un plato muy rico, colorido y de equilibrio nutricional, por todos sus ingredientes.


Ingredientes para 4 pax:
Fettuccine refrigerados, o 400 g de pasta seca.
1 cebolla mediana picada.
1 rama de apio picado.
2 zanahorias, peladas y picadas.
1 calabacín lavado y picado.
1 pimiento rojo mediano, lavado y picado.
10 tomates cherry, partidos por la mitad.
3 dientes de ajo, pelados y picados.
Unas ramas de perejil picado.
Hojas de albahaca.
Queso parmesano rallado.
Aceite de oliva.
Sal y pimienta al gusto.


Elaboración:
Lavar, pelar y picar las verduras y hortalizas, según está en el apartado de ingredientes.
Poner en una sartén o cazuela grande, 3 cucharadas de aceite a fuego medio, incorporar la cebolla y saltear, cuando coja un leve color, agregar el apio y la zanahoria, saltear durante unos cinco minutos.
Seguidamente, añadir el calabacín, el pimiento rojo y los tomates cherrys, y continuar salteando durante unos 20 minutos, hasta que estén las verduras tiernas. Sazonar con la sal y la pimienta al gusto.











Cocer los fettuccines al dente, según ponga el tiempo el fabricante, en abundante agua con sal.
Colar y mezclar con las verduras, rociar con un hilo de aceite de oliva, agregar el perejil picado, espolvorear el queso rallado, y las hojas de albahaca.











Observaciones:
Se puede agregar espárragos, que le va muy bien.
Añadir crema de leche, nata de cocina, reducida y mezclar. La salsa de crema se adapta muy bien a este plato.
La pasta puede ser espaguettis, tagliatelle...



No hay quien se resista a un buen plato de pasta.

jueves, 5 de julio de 2018

Brócoli con pollo asado

Con unas sobras de pollo asado, que me había sobrado de ayer, voy a preparar, un plato con verdura para comer. Rápido y sencillo.
Hay que aprovechar las verduras de temporada, como el brócli, coliflor, coles... Que tan buenos y sanos platos nos proporcionan.


Ingredientes:
Restos de pollo asado.
3 zanahorias.
2 brócolis.
2 dientes de ajo.
Aceite de oliva virgen.
Sal.

Elaboración:
Lavar y cortar en ramos el brócoli.
Raspar, lavar y cortar las zanahorias en rodajas.
Cortar en trozos el pollo asado.
Pelar y picar pequeño los ajos.


Poner a cocer agua en una cazuela con las zanahorias. Colocar encima un colador metálico y colocar el brócoli, para cocer al vapor, durante 7 minutos. Pasado este tiempo sacar el brócoli. Dejar que siga cociendo las zanahorias, que aún le faltará unos minutos, para que estén tiernas pero sin deshacerse. Una vez cocidas las zanahorias, escurrir y reservar.










En una sartén con un poco de aceite, poner a calentar y saltear las verduras, con el ajo picado y seguidamente añadir el pollo asado. Sazonar al gusto.
Servir seguidamente.


Un plato rápido, sencillo, sano y de aprovechamiento.

lunes, 2 de julio de 2018

Bacalao con costra y alubias de Santa Pau salteadas

Esta receta tiene un parecido con el bacalao a la llauna, quizás por que recuerdo de mi madre cuando lo hacia, solo en que en vez de rebozar con harina, yo lo he rebozado con pan rallado para hacer una costra.
Las alubias o fesols de Santa Pau (DOP) son blancas, de forma redonda, sabrosas. Tienen un gusto suave,  gracias a su origen en la tierra volcánica de la Garrotxa (Gerona), donde son cultivadas. Ya se tiene constancia de su cultivo en documentos antiguos de 1834.
Para más información:
https://fesolsdesantapau.cat/historia-fesols-de-santa-pau/





Ingredientes para 2 pax:
2 supremas de bacalao desalado.
250 g de judías cocidas.
6 dientes de ajo.
Pan rallado.
Perejil.
2 cucharadas de pimentón rojo dulce.
150 g de sofrito de tomate casero.
Pimienta blanca.
Vinagre.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.


Elaboración:
Pelar y picar 3 dientes de ajo, al igual que el perejil.
En un bol, mezclar con el pan rallado,1 cucharada de pimentón dulce, la sal y la pimienta blanca.











Rebozar las supremas de bacalao con la mezcla anterior, y colocar en una bandeja de horno, con un hilo de aceite de oliva virgen extra.
Poner al horno a 160ºC durante 10 minutos.











Pelar los 3 dientes de ajo restantes y cortar en láminas, freír con un poco de aceite, cuando coja color, añadir 1/2 cucharada de pimentón rojo, remover, añadir el sofrito de tomate y rectificar de sal.

En una sartén, saltear con un poco de aceite las alubias de Santa Pau, y añadir el perejil picado.
Servir las supremas de bacalao con el sofrito por encima, y al lado las alubias de Santa Pau.


Espero cocinillas, que os guste esta tradicional receta de la gastronomía catalana.

martes, 26 de junio de 2018

Quiché de calabacín, puerro, espárragos y queso de cabra

He preparado para cenar una quiché, incluso la masa quebrada la hago yo, a ver que tal me sale por que siempre utilizo la masa refrigerada del super. Esta quiché no contiene nata.
Con la quiché y una ensalada será una completa cena, para hoy.



Ingredientes para la masa quebrada:
225 g de harina.
110 g de mantequilla pomada.
45-60 ml de agua (3-4 cucharadas soperas de agua fría)
Una pizca de sal.

Para el relleno:
2 calabacines.
1 puerro.
Un puñado de espárragos trigueros.
Queso rulo de cabra.
Aceite de oliva virgen.
Sal.

Elaboración de la masa:
Tamizar la harina con la sal sobre un bol grande. Añadir la mantequilla pomada y mezclar e incorporarla a la harina con los dedos hasta que parezca pan rallado fino.
Añadir el agua poco a poco sobre la superficie y remover la masa, hasta que se empiece a unir. Si queda muy seca, agregar un poco más de agua.
Con una mano hacer una bola con la masa.
Amasar suavemente durante un par de minutos, sobre una superficie enharinada, hasta obtener una masa firme y suave.
Envolver en film transparente y dejar reposar en la nevera 30 minutos antes de estirarla.











Mientras, lavar y cortar los calabacines en rodajas.
Quitar la primera capa a los puerros y la parte de las hojas más verdes, cortar en tiras.
En una sartén con un poco de aceite, pochar los puerros, sacar y reservar. Seguidamente hacer lo mismo con los calabacines hasta que estén tiernos. Sazonar.
Limpiar los espárragos, quitar la parte más dura y el resto cortar en trozos, saltear con un poco de aceite.
Cortar el queso rulo de cabra con un cuchillo afiliado y mojado, a un par de rodajas mojar el cuchillo. Reservar. 











Pasado los 30 minutos, enmantequillar ligeramente el molde, estirar la masa con el rodillo y pasar al molde de cocción cubriéndolo. 
Con la punta de un cuchillo se va pinchando para que la masa no suba en el horneado. Poner encima papel vegetal y cubrir con garbanzos secos, (yo guardo para estos menesteres, pues no sirven después para cocinar).











Hornear unos 15 minutos a 180º C. Sacarla del horno, quitar los garbanzos y el papel vegetal.
En un bol, batir los huevos con una pizca de sal, añadir los puerros y los calabacines, mezclar y distribuirlo por encima de la masa, colocar los espárragos y las rodajas del queso de cabra.
Hornear unos 30 minutos aprox. a 180º C en el centro del horno. Ir controlando que no se quede muy tostado.


Espero cocinillas que os guste mi quiché. Que sabor más rico le da el queso de cabra y los espárragos.


domingo, 24 de junio de 2018

Caballa al vino, hierbas y especias con judías verdes y champiñones

La caballa es un pescado azul, por su contenido en grasa. Pero es muy beneficioso para nuestra salud por la calidad de la grasa que pertenecen a las "buenas". Estas grasas nos previenen a los riesgos de enfermedades cardiovasculares o trombosis, favorece la circulación de la sangre y protegen contra el aumento del colesterol. Gracias a su alto contenido en sodio y potasio, ayudan  a aliviar los calambres musculares.  La caballa aporta yodo a nuestra dieta. Un elemento esencial para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Si estos pescados están en conserva, poseen altas cantidades de sodio, mineral que se usa como conservante, pero no son muy recomendables a las personas con hipertensión arterial o retención de líquidos.


Ingredientes para 4 pax:
1Kg de caballas
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 ramita de tomillo
1 ramita de romero
1 ramita de perejil
1/2 taza de caldo de pescado
1/2 taza de vino blanco
3 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta blanca
Unos cuantos champiñones
400 g de judías verdes redondas
Sal


Elaboración:
Limpiar las caballas, lavarlas y quitar la cabeza. Pelar y cortar en aros la cebolla. Pelar y picar fino los ajos.
Calentar el aceite en una sartén y rehogar la cebolla y ajo, a fuego lento, hasta que la cebolla esté transparente. Seguidamente, añadir el vino remover y agregar el caldo y las hierbas aromáticas. Salpimentar, tapar y cocer 10 minutos.











Colocar las caballas en una placa de horno, cubrir con la preparación de la sartén e introducir en el horno, a temperatura media, durante 8 o 10 minutos.

Cocer las judías verdes en agua con una pizca de sal. Escurrir y reservar.
Limpiar y cortar los champiñones. Saltear con un hilo de aceite.











Servir el pescado junto la preparación de cebolla e hierbas. Acompañar de las judías y los champiñones.


Espero cocinillas que mi sugerencia de hoy sea de vuestro agrado. Un plato la mar de sano y rico.

miércoles, 20 de junio de 2018

Lasaña de merluza y espinacas sin lactosa

Preparar en nuestra cocina esta lasaña, es mi propuesta de hoy, y querer lucirnos con un resultado excelente. Un plato para reunir en torno a la mesa a familia y/o amigos, que tiene su toque original, pero sencillo, para triunfar en cualquier festividad o celebración.
Las espinacas las cogí de mi huerto, la mar de frescas.
Importante que sea una merluza fresca y sin espinas, no sería de mucho agrado ir quitando espinas mientras comes.



Ingredientes para 4 a 6 pax:
500 g de espinacas
200 ml de sofrito de tomate (un poco menos de 1 vaso)
4 lomos de merluza sin espinas, 500 g
1 cebolla
1 paquete de pasta para lasaña
2 cucharadas de vino blanco
2 dientes de ajo picados
3 cucharada de aceite
Sal

Para la bechamel:
1/2 litro de leche sin lactosa
50 g de mantequilla sin lactosa
50 g de harina
Pimienta molida
Una pizca de nuez moscada
Sal

Elaboración:
Lavar bien y cortas las espinacas. Cocer cinco minutos, colar y saltearlas con la cucharada de aceite y los ajos picados, durante 3 o 4 minutos. Sazonar, apartar y reservar.

domingo, 17 de junio de 2018

Risotto de ortigas Mayor y espárragos silvestres

Ésta deliciosa sugerencia de hoy, me ha sorprendido gratamente, no me podía imaginar, que comería un risotto con ortigas, ni que la mismísima planta llegaría a comérmela en otras preparaciones culinarias. 
Este risotto tiene verdadero aroma de montaña, los espárragos los cogí hace un mes paseando, los limpié, los escaldé y congelé.  Y las ortigas mayor, lo mejor de todo es que las tengo al mi alcance, en la montaña y tocando cerca de mi huerto. La receta de este risotto me basé en una de hogarmania.com, y que modifiqué a mi gusto.

La ortiga mayor (Urtica dioica), es una clase de ortiga que no es la común, tiene flores pequeñas y parecidas a espigas colgantes, sus hojas son de un verde subido. La recolección de sus hojas es de mayo a agosto. Contiene histamina, acetilcolina,ácido fórmico, clorofila, diversas vitaminas y minerales, tiene múltiples aplicaciones medicinales y usos en cocina. 
Para más información, a parte de los libros que dispongo, hay bastante en Internet, dejo varios enlaces:
https://www.botanical-online.com/lesortigues7castella.htm
https://saludbio.com/articulo/plantas-medicinales/ortiga-mayor
http://multiplantas.com/propiedades-de-la-ortiga-mayor/


Ingredientes para 4 pax:
400 g de arroz
150 g de ortigas
Un manojo de espárragos silvestres
1 cebolla o 3 chalotas
60 g de queso rallado sin lactosa
1/2 litro de caldo de verduras
1/2 litro del agua de escaldar las ortigas
250 ml de vino blanco
20 g mantequilla sin lactosa
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta

Importante:
Dado que las ortigas pican y mucho, hay que tener mucho cuidado cuando se cogen y se manejan, aconsejo utilizar guantes de goma para su manipulación.
Las dejo en un barreño a remojo y aún sin fiarme, escurridas las paso a la cazuela con un poco de agua, la pongo a hervir, introduzco las ortigas para escaldarla un par de minutos. Escurrir y dejar pasar el agua fría para refrescarlas. ya están listas para cualquier preparación que se quiera hacer.













jueves, 14 de junio de 2018

Macarrones con brócoli y tomate a la salvia

Muchas personas siguen una dieta sana, bien de régimen o por que son vegetarianos. Esta receta de hoy, puede abarcar varias opciones, a parte de ser un plato sabroso  y variado, ofrece muchos beneficios nuticionales para nuestra salud. Y si a todo esto se le añade, unas hierbas aromáticas como la salvia, nos aportará un beneficio positivo en nuestro aparato digestivo.
La clave de una buena alimentación es la variedad.



Ingredientes para 2 pax:
150 g de macarrones.
100 g de brócoli.
2 dientes de ajo picado.
1 puerro pequeño.
1 tomate maduro.
Hojas de salvia.
Aceite de oliva virgen.
Sal.

Elaboración:
Poner en una cacerola agua a hervir, con una pizca de sal, cuando empiece la ebullición, añadir los macarrones y cocer 10 minutos al dente. Retirar del fuego, escurrir y reservar.
Cortar el brócoli en ramitas. Poner en una cacerola agua con una pizca de sal, y cocer el brócoli durante 8 minutos. Escurrir y reservar.











Calentar aceite y añadir el puerro, al par de minutos el ajo picado y a continuación el tomate cortado en pequeños trozos. Sofreír todo a fuego fuerte durante un par de minutos. 
Agregar el brócoli,  remover y cocinar un par de minutos más.











Añadir los macarrones, remover nuevamente todo, añadir unas hojas de salvia, (guardar otras para decorar) y dejar cocinar un par de minutos más removiendo para que quede mezclado.
Pasado este tiempo, retirar y servir colocando algunas hojas de salvia frescas.

Observaciones:
Mucho mejor utilizar macarrones integrales.
Se le puede añadir otras hierbas aromáticas como la albahaca, orégano o perejil.



 Un plato  variado y rico para una buena dieta sana.
Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.