martes, 26 de junio de 2018

Quiché de calabacín, puerro, espárragos y queso de cabra

He preparado para cenar una quiché, incluso la masa quebrada la hago yo, a ver que tal me sale por que siempre utilizo la masa refrigerada del super. Esta quiché no contiene nata.
Con la quiché y una ensalada será una completa cena, para hoy.



Ingredientes para la masa quebrada:
225 g de harina.
110 g de mantequilla pomada.
45-60 ml de agua (3-4 cucharadas soperas de agua fría)
Una pizca de sal.

Para el relleno:
2 calabacines.
1 puerro.
Un puñado de espárragos trigueros.
Queso rulo de cabra.
Aceite de oliva virgen.
Sal.

Elaboración de la masa:
Tamizar la harina con la sal sobre un bol grande. Añadir la mantequilla pomada y mezclar e incorporarla a la harina con los dedos hasta que parezca pan rallado fino.
Añadir el agua poco a poco sobre la superficie y remover la masa, hasta que se empiece a unir. Si queda muy seca, agregar un poco más de agua.
Con una mano hacer una bola con la masa.
Amasar suavemente durante un par de minutos, sobre una superficie enharinada, hasta obtener una masa firme y suave.
Envolver en film transparente y dejar reposar en la nevera 30 minutos antes de estirarla.











Mientras, lavar y cortar los calabacines en rodajas.
Quitar la primera capa a los puerros y la parte de las hojas más verdes, cortar en tiras.
En una sartén con un poco de aceite, pochar los puerros, sacar y reservar. Seguidamente hacer lo mismo con los calabacines hasta que estén tiernos. Sazonar.
Limpiar los espárragos, quitar la parte más dura y el resto cortar en trozos, saltear con un poco de aceite.
Cortar el queso rulo de cabra con un cuchillo afiliado y mojado, a un par de rodajas mojar el cuchillo. Reservar. 











Pasado los 30 minutos, enmantequillar ligeramente el molde, estirar la masa con el rodillo y pasar al molde de cocción cubriéndolo. 
Con la punta de un cuchillo se va pinchando para que la masa no suba en el horneado. Poner encima papel vegetal y cubrir con garbanzos secos, (yo guardo para estos menesteres, pues no sirven después para cocinar).











Hornear unos 15 minutos a 180º C. Sacarla del horno, quitar los garbanzos y el papel vegetal.
En un bol, batir los huevos con una pizca de sal, añadir los puerros y los calabacines, mezclar y distribuirlo por encima de la masa, colocar los espárragos y las rodajas del queso de cabra.
Hornear unos 30 minutos aprox. a 180º C en el centro del horno. Ir controlando que no se quede muy tostado.


Espero cocinillas que os guste mi quiché. Que sabor más rico le da el queso de cabra y los espárragos.


4 comentarios:

  1. Que buena pinta tiene!!. Se ve muy cremosa y rica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Rosa te ha quedado muy bien :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Una delicia de tarta!! Además con la masa casera que nada tiene que ver con as compradas y se hace en un momento. Un lujo!!!Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Rosa, cuando todo es casero hasta la masa, multiplicas por mil el sabor y lo bueno que está . No he tenido el gusto de probarlo pero ya me imagino el sabor.....besos

    ResponderEliminar

Gracias por visitarnos y dedicarnos parte de tu tiempo con tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión.